A grid of dark blue circles, some with COVID-19 microbes in them.
Illustration: PGN

Love what you see? Follow PGN so you never miss a story.

Read in English

Lo que necesitas saber

  • Las cifras de hospitalizaciones por COVID-19 están en su nivel más alto desde febrero de 2022. 
  • Es probable que el repunte actual se deba a las reuniones y viajes por las fiestas, al debilitamiento de la inmunidad y a la escasa cantidad de personas que acudieron a recibir su dosis de refuerzo.
  • Las dosis de refuerzo bivalentes y las mascarillas de alta calidad son dos de nuestras mejores herramientas contra la nueva subvariante de ómicron XBB.1.5.

El mundo comienza el año nuevo en condiciones mucho mejores que en años anteriores de pandemia, pero aún no hemos librado la batalla. En EE.UU., el número de casos de COVID-19 notificados no ha cambiado significativamente, pero las hospitalizaciones están alcanzando sus niveles más altos en casi un año, y el virus supone un riesgo especial para los adultos mayores. 

¿Qué tan preocupado debería estar por el COVID-19 ahora mismo?

Varios indicadores de COVID-19 han estado encendiendo las alarmas en semanas recientes, alcanzando niveles no vistos desde el invierno pasado. En primer lugar, la cifra promedio de hospitalizaciones por COVID-19 llegó a 47,000 la semana pasada, la más alta desde febrero de 2022. Y el virus del COVID-19 en aguas residuales también está en aumento. En el Noreste, el virus del COVID-19 en aguas residuales alcanzó sus niveles más altos desde enero de 2022. Las tasas de positividad de las pruebas y las muertes también han estado en aumento. Ninguna de estas cifras se acerca al pico del invierno pasado pero igualmente causan preocupación. 

¿Qué está impulsando la actual ola? 

Es probable que el repunte actual se deba a las reuniones y viajes por las fiestas, al debilitamiento de la inmunidad y a la escasa cantidad de personas que ha acudido a recibir su dosis de refuerzo. Menos del 18 por ciento de adultos ha recibido una dosis de refuerzo bivalente. Y entre las personas mayores de 65 (el grupo más vulnerable) solo un 38 por ciento ha obtenido la dosis de refuerzo, lo cual es especialmente preocupante dado que el mayor aumento de hospitalizaciones por COVID-19 es entre los adultos mayores. La propagación de la nueva subvariante de ómicron XBB.1.5 podría también ser responsable de la ola actual. 

¿Qué tan contagiosa y grave es XBB.1.5? 

Por lo que sabemos hasta ahora, XBB.1.5 parece ser la subvariante de COVID-19 más transmisible hasta la fecha y va camino a convertirse en la cepa dominante en EE.UU. Ya es la cepa más prevalente en el Noreste, constituyendo alrededor del 70 por ciento de los virus circulantes que causan COVID-19. Aún no está claro si XBB.1.5 es más o menos grave que variantes anteriores, pero aún es importante para todos tomar precauciones para prevenir la infección. Las personas con alto riesgo de enfermedad grave —incluidos los adultos mayores, las personas inmunocomprometidas y aquellos con ciertas afecciones— deben tener especial cuidado, ya que es poco probable que varios de los tratamientos para el COVID-19 funcionen contra la XBB.1.5 y otras subvariantes circulantes de ómicron.

¿Cómo puedo mantenerme seguro durante la actual ola? 

La dosis de refuerzo bivalente es una de nuestras mejores herramientas contra XBB.1.5. Aunque todavía no está clara la eficacia de la dosis de refuerzo bivalente contra la XBB.1.5, estar al día con las vacunas garantiza que el sistema inmunitario esté lo mejor preparado posible contra el virus. También es importante sacar provecho de las mascarillas, las pruebas y las herramientas de ventilación para reducir tus chances de contagiarte o de propagar el virus. Debes seguir priorizando prevenir la infección ya que el COVID prolongado es aún un riesgo, incluso para las personas sin alto riesgo de enfermedad grave.