Four COVID-19 particles in a pink and blue background.
Illustration: PGN

Love what you see? Follow PGN so you never miss a story.

Read in English 

Lo que necesitas saber

  • En la actualidad, en Estados Unidos se registran más de 124,000 nuevos casos diarios de COVID-19, y la subvariante BA.5 es la dominante entre ellos. Ohio, West Virginia, Wisconsin y Kansas están entre los estados con el mayor aumento de casos.
  • Una de las principales diferencias entre BA.5 y otras cepas es que su proteína de espiga puede pegarse más fácilmente a las células de una persona y evadir algunas de sus respuestas inmunológicas.  
  • Hasta ahora, la cepa no parece causar casos más graves de COVID-19. La vacunación continúa protegiendo contra  la enfermedad grave y la muerte por el virus. 

La subvariante BA.5 es la cepa del COVID-19 más contagiosa hasta el momento y está provocando un aumento significativo de casos en todo el país. La subvariante, que fue primero detectada en Sudáfrica en enero, es una de las muchas mutaciones de COVID-19, pero su anatomía —particularmente las diferencias en su proteína de espiga— le permite adherirse más fácilmente a las células de una persona y por lo tanto tiene una capacidad más alta de evadir la inmunidad de una infección previa o de la vacunación. Pero por ahora, BA.5 no parece estar causando casos más graves, y ahora tenemos muchas herramientas disponibles para protegernos. 

Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre BA.5 y la ola de COVID-19 que está causando alrededor del país.  

¿En qué medida se está extendiendo la subvariante BA.5 en Estados Unidos?

La cepa BA.5 es ahora la subvariante dominante en los Estados Unidos, y los expertos dicen que es la cepa de COVID-19 más transmisible hasta el momento. A mediados de mayo, la cepa BA.5 fue responsable del 1 por ciento de los casos en los Estados Unidos y durante la semana que terminó el 16 de julio, fue la cepa responsable del 77.9 por ciento de los casos en el país. Según el The New York Times, las infecciones están aumentando en al menos 40 estados, especialmente en las regiones de las Grandes Llanuras, el Oeste y el Sur. BA.5, que se detectó por primera vez en Sudáfrica en enero, es la causante del  actual aumento de casos en el país, con más de 134,000 nuevos casos de COVID-19 diarios.

¿Por qué es tan contagiosa la subvariante BA.5 ?

La BA.5 es una de las muchas mutaciones del virus COVID-19 que se han producido hasta ahora; lo que la diferencia de las demás subvariantes es su proteína de espiga, la molécula del virus encargada de adherirse a la célula de una persona. La proteína de espiga de la subvariante BA.5 le permite adherirse más fácilmente a las células de una persona y evadir algunas de las respuestas inmunitarias que se hayan generado a través de una infección previa o por las vacunas. Los expertos consideran que la subvariante es una versión “más apta” que las otras variantes de COVID-19, lo que significa que puede crecer mejor, evadir la inmunidad y transmitirse. La buena noticia es que, aunque BA.5 es muy contagiosa y se propaga rápidamente, hasta ahora parece que no está causando una enfermedad de COVID-19 más grave en los Estados Unidos.

¿Qué pueden hacer las personas para protegerse contra BA.5?

Tenemos muchas herramientas disponibles para luchar contra la ola del BA.5. Es importante que todas las personas mayores de 6 meses se vacunen, y que las personas mayores de 5 años reciban su primera dosis de refuerzo. Las personas mayores de 50 años y las inmunodeprimidas también deben recibir una segunda dosis de refuerzo. Para reducir las probabilidades de infectarse y propagar el virus, las personas también deben usar mascarillas de alta calidad (como las KN95 y N95) en espacios interiores, lugares concurridos y cuando viajen, incluso si no son necesarias. Por último, cualquier persona que dé positivo y tenga un alto riesgo o esté inmunodeprimida puede ser tratada ahora con las píldoras antivirales disponibles como Paxlovid o Lagevrio (molnupiravir) para prevenir la enfermedad grave. Estos antivirales tienen que tomarse en los 5 días siguientes al resultado positivo de la prueba.