A kid getting a bandage on her shoulder.
Illustration: PGN

Love what you see? Follow PGN so you never miss a story.

Read in English

Lo que necesitas saber

  • Los casos de gripe y VRS siguen llenando hospitales, incluso los pediátricos. 
  • La gripe, el VRS y el COVID-19 tienen muchos síntomas en común que pueden causar enfermedad grave en niños pequeños. 
  • Las vacunas y los tratamientos son las mejores herramientas para mantenerte a ti y a tu familia seguros.

Este año, las temporadas de gripe y VRS -ambos virus respiratorios- han causado más preocupación de lo habitual y han afectado especialmente a los niños pequeños. Casi ocho de cada diez camas hospitalarias en el país están en uso actualmente, y algunos estados están llenando más del 90 por ciento de las camas pediátricas

Para mantener a los niños seguros de la gripe, el VRS y el COVID-19 en los próximos meses, es importante entender el estado de estos tres virus, los síntomas asociados a cada uno y cómo aumentar la protección. 

¿Cuál es el estado de la gripe, el VRS y el COVID-19? 

La actividad de la gripe comenzó antes de lo habitual y sigue siendo alta en todo el país. Treinta estados, al igual que Washington D.C. y la ciudad de Nueva York, están registrando una propagación "muy alta" a partir del 26 de noviembre.

El VRS también comenzó antes de lo habitual y ha estado ocasionando un aumento en las hospitalizaciones pediátricas este otoño. La buena noticia es que los casos pueden estar alcanzando su punto máximo, ya que han bajado de unos 19,000 durante la semana que acabó el 12 de noviembre a aproximadamente 7,500 la semana que terminó el 26 de noviembre. Puedes revisar los casos específicos de VRS en tu estado aquí

A nivel nacional, los casos y las hospitalizaciones por COVID-19 están aumentando significativamente. Las subvariantes BQ.1 y BQ.1.1 han reemplazado a BA.5 como las variantes dominantes en EE.UU. Puedes revisar cómo está tu condado con este rastreador del New York Times y con la herramienta de niveles de COVID-19 por condado de los CDC. 

¿Por qué las temporadas de gripe y VRS este año son peores de lo habitual? 

La alta y anormalmente temprana propagación de gripe y VRS este año probablemente se debe al retorno a actividades sociales que habían estado limitadas durante la pandemia. Nuestros sistemas inmunes también pueden estar más vulnerables ante virus respiratorios como la gripe y el VRS debido a la falta de exposición a estas enfermedades en los últimos años mientras usábamos mascarillas y practicábamos el distanciamiento social. 

¿Por qué los niños son especialmente vulnerables a la gripe y el VRS? 

Los bebés y niños pequeños, especialmente aquellos nacidos durante la pandemia, son más vulnerables a estos virus respiratorios comunes porque aún no han desarrollado la inmunidad contra ellos. Sus sistemas inmunes menos maduros hacen que tengan alto riesgo de infectarse o experimentar complicaciones graves por la gripe y el VRS. 

¿Cómo puedo distinguir entre los síntomas de la gripe, el VRS y el COVID-19?

Estos tres virus respiratorios comparten muchos síntomas, como la congestión nasal, la tos y el dolor de garganta. La mejor manera de determinar qué virus tiene es hacerte la prueba. Puedes hacerte la prueba de COVID-19 en casa utilizando una prueba rápida, pero tendrás que acudir a un médico para que te haga una prueba de gripe o de VRS. 

Hay algunas señales reveladoras para cada una de estas infecciones. La infección por gripe puede distinguirse del VRS y del COVID-19 por la aparición repentina de los síntomas, que suelen incluir fiebre alta. La pérdida del gusto o del olfato es comúnmente lo más asociado con el COVID-19. El VRS es similar a un resfriado común para la mayoría de las personas, pero puede causar síntomas graves como fiebre y silbido al respirar entre los niños pequeños y los adultos mayores.

¿Cómo puedo protegerme y proteger a mi familia contra la gripe, el VRS y el COVID-19?

Los tres virus pueden ocasionar enfermedad grave, por lo que es importante vacunarse y obtener tratamiento si se está infectado. 

Todos los mayores de 6 meses pueden recibir la vacuna contra la gripe y todos los mayores de 5 años pueden recibir una dosis de refuerzo contra el COVID-19. Quien aún no haya recibido la serie primaria de vacunas contra el COVID-19 -incluidos los niños de tan solo 6 meses- deben recibir la primera vacuna lo antes posible. Si te vacunas ahora, estarás protegido a tiempo para las vacaciones de invierno.

Saber qué tratamientos están disponibles si te infectas también puede disminuir el riesgo de enfermedad grave. Paxlovid puede reducir significativamente la posibilidad de hospitalización o muerte por COVID-19, mientras que Tamiflu y otros tratamientos aprobados pueden ayudar a reducir la duración de los síntomas de la gripe.

Dado que no hay vacunas ni tratamientos específicos para el VRS, tomar precauciones como quedarse en casa cuando se está enfermo, lavarse las manos y usar una mascarilla en situaciones de alto riesgo puede suponer una gran diferencia. También es fundamental proteger a los bebés y a los niños pequeños de enfermarse limitando su contacto con otras personas, especialmente con extraños.